Estufas y chimeneas sin electricidad, para calentar y cocinar en tu hogar

Estufas y chimeneas para calentar y cocinar sin recurrir a la electricidad

La electricidad no es imprescindible para cocinar nuestros alimentos y mantener caliente nuestro hogar. Es verdad que en el mundo occidental nos hemos acostumbrado en los último años a ciertas comodidades que muchos creen imprescindibles. Pero si quieres ser energeticamente independiente, seguro que ya has pensado en la posibilidad de utilizar estufas y chimeneas como método para calentar tu hogar sin electricidad.

Si tu hogar está dotado de paneles solares fotovoltaicos para producir toda la electricidad que vas a consumir, necesitas pensar en sistemas de calefacción y de preparación de alimentos que no requieran consumo eléctrico. Reservando esa electricidad generada para lo más indispensable como es la iluminación artificial, refrigeradores y congeladores, así como otros pequeños electrodomésticos.

Cocinar sin electricidad

Si lo que quieres es consumir poca electricidad en tu hogar aquí te presentamos los sistemas que mejor se pueden adaptar a tu situación particular: 

estufas y chimeneas para cocinar

  • Cocinas de gas: Butano generalmente. Las más habituales en occidente hasta las llegada de las vitroceramicas y los microoondas.  El mayor inconveniente es el transporte y almacenamiento de las bombonas. Si vives en un lugar aislado debes ir a buscar las bombonas a un lugar próximo.
  • Cocinas de leña y barbacoas:  Son una opción valida para los que buscan integrar la cocina en un ambiente rústico. Elegida por su estética y consumo de leña nos permite también calentar la estancia donde se encuentran instalada.
  • Cocinas y hornos solares: Es un sistema autónomo para aprovechar la Energía Solar en la preparación de nuestros alimentos en el exterior. Existen además distintas variedades con formas y tamaños diferentes. 

Sistemas de calefacción

Las opciones que tenemos para mantener cálido el ambiente de nuestra casa sin tener que recurrir a la electricidad son varias. Se pueden dividir según la fuente de energía de la que se alimenta. Dejando de lado la electricidad y teniendo en cuenta la importancia del correcto aislamiento de la vivienda, mencionaremos los siguientes:

  • Energía termosolar: con calentadores solares y radiadores de agua. En este caso el circuito de agua para los radiadores debe estar separado del circuito de agua caliente sanitaria (ACS). Que es la que sale por los grifos y se utiliza para la ducha y el consumo humano.
  • Gas: Caldera de gas que calienta un circuito cerrado de agua que va a los radiadores o a través de suelo radiante. Suelen ser de gas natural, gasóleo C o gas propano.
  • Biomasa. Son calderas y estufas preparadas para la combustión de un combustible de origen vegetal en vez de combustibles fósiles. Las más habitual son las de pellets, que son cilindros producidos por la compresión de virutas, serrines y astillas. Dentro de este grupo podríamos incluir las estufas y chimeneas de leña.
  • Geotérmica: Aprovecha la temperatura constante del subsuelo para mantener una temperatura confortable mediante la circulación del aire del subsuelo a la superficie. Es una energía renovable y limpia. Sus aspectos negativos es que, a día de hoy, es el sistema de calefacción en el que la inversión inicial necesaria es mayor. Por otro lado, debido a que la instalación requiere hacer perforaciones en el subsuelo limita su aplicación a viviendas de nueva construcción.
  • Arquitectura bioclimática y bioconstrucción: No es un sistema de calefacción como tal. Pero si se tiene en cuenta en la fase previa a la obra puede hacer que nuestras necesidades energéticas sean menores. En bioconstrucción y arquitectura bioclimatica se aplican estrategias de diseño y construcción  que priman la eficiencia energética. Es decir, se busca la mejor orientación y ventilación, y se utilizan materiales como la paja, superadobe, madera, etc. De este modo se favorece el respeto al medio ambiente tanto por los materiales utilizados como por el consumo de otros recursos. 

Estufas y chimeneas

Por último señalamos aquí las ventajas de otros sistemas de calefacción como son las estufas y chimeneas. Estas pueden ser recomendables para segundas residencias donde estaremos periodos cortos de tiempo.

  • Fácil transporte y montaje. Las estufas y las chimeneas sin instalación permanente nos permiten cambiar su ubicación cada cierto tiempo.
  • Menor inversión inicial. El coste de este tipo de climatización es menor a corto plazo.
  • Beneficios decorativos. Una chimenea de leña o una estufa de bioetanol puede ser la opción que mejor se integre en nuestro diseño estético.

Quizás te puede interesar nuestro artículo sobre chimeneas de leña con horno. La mejor opción para calentar la casa y aprovechar ese mismo calor para la preparación de alimentos. También tenemos una completa guía para elegir una chimenea de bioetanol, que puede ser una buena opción para sus necesidades.

Y si lo que necesitas es calentar tu terraza o jardín, no te pierdas nuestra guía de como elegir una estufa de exterior. En ella analizamos las posibilidades para climatizar los espacios de exterior, y podrás elegir entre estufas de gas, estufas de leña, o estufas por infrarrojos.

Me gustaría saber qué te ha parecido esta información. Para ello me ayudarás marcándolo en las estrellas amarillas:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Estos son los post relacionados que te pueden interesar

Estufas o chimeneas de leña para exterior
Las estufas o chimeneas de leña para exterior son la mejor opción para disfrutar del fuego vivo en las noches de invierno. Con los braseros de exterior podrás además preparar una barbacoa al mismo tiempo
Estufas eléctricas de exterior por infrarrojos
Las estufas eléctricas de exterior por infrarrojos son una novedad en los últimos años en el mercado de los calefactores para terraza. Su consumo y eficiencia las convierte en un buena opción para seguir disfrutando de los espacios exteriores durante los meses más fríos.
Las Mejores estufas de exterior a gas
Las estufas de exterior a gas son una muy buena opción para poder seguir disfrutando de nuestra terraza y jardín en los meses más fríos. Los modelos más habituales son los que tienen forma de seta y los que tienen forma piramidal. Te enseñamos aquí sus características y diferencias.
Cómo elegir una estufa de exterior para este invierno
Una estufa de exterior es la mejor manera de poder seguir disfrutando de nuestro jardín o terraza en los meses de otoño e invierno. Ahora que el frío se acerca seguro que estás pensando en cuál sería la mejor manera de mantener una temperatura agradable en la zona exterior de tu casa o negocio.
Chimeneas de leña con horno para calentarse y cocinar a la vez
Una chimenea con horno incorporado puede ser una magnífica idea para instalar en nuestro salón. De esta manera no sólo conseguirás calentar la estancia sino que además podrás preparar una deliciosa cena
Guía pare elegir una chimenea de bioetanol
Las chimeneas de bioetanol son muy decorativas y faciles de usar. No necesitan sistema de extracción de humos porque no crea residuos ni emisiones nocivas lo que facilita su instalación en casi cualquier parte.
Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar